Jardines en urbanizaciones en Marbella

¿Por qué es necesario contratar un paisajista?

El paisajista es el profesional formado para ámbitos tan diversos como infraestructura verde, parques y jardines, jardinería privada, restauración del paisaje, restauración ecológica, conservación de jardines históricos, etc.

El paisajista «Estudia, planifica, diseña y gestiona paisajes urbanos, rurales y naturales en el tiempo y en el espacio basándose en las características propias y en los valores históricos y culturales del lugar. Para conseguir este fin, utiliza técnicas apropiadas y materiales naturales y/o artificiales, guiándose de principios estéticos, funcionales, científicos y de planificación.»  (Definición de la Federación Europea de Arquitectura del Paisaje- IFLA) 

En la práctica, el paisajista desarrolla propuestas que se encuentran entre varias disciplinas: arquitectura, ecología, jardinería y arte. Y debe defender los intereses del propietario y del proyecto de la misma forma que lo hace un arquitecto proyectista.

¿Hándicaps del paisajismo en España?

Son muchos los problemas que tienen  los profesionales para el desarrollo de su trabajo.

En primer lugar, no existe una tradición cultural en nuestra sociedad, no tenemos colegio profesional y no ha existido formación reglada hasta hace pocos años. Los profesionales del paisajismo provienen de formaciones muy diversas, universitarias y profesionales, como la agricultura, arquitectura, biología, arte, o la jardinería. No ha habido formación homologada y de calado al respecto.

Hay que subrayar, que en los últimos años se ha producido un avance importante en la normalización de la profesión, pero estamos  lejos de la  situación existente en países de nuestro entorno.

¿Cómo afecta esta problemática al cliente?

Desde varios puntos de vista.

La formación y la investigación en paisajismo es tan fundamental como lo es en arquitectura o arte. El diseño de los espacios verdes  de nuestras ciudades y de nuestros jardines se encuentra anclado en modelos tradicionales y heredados. Mientras que la profesión cambia continuamente en el resto del mundo, nosotros seguimos repitiendo fórmulas.

La falta de regulación del sector nos hace parcialmente dependientes de otros profesionales. Si bien la figura del diseñador de interiores está ya asentada dentro de los equipos de desarrollos multidisciplinares, no ocurre lo mismo con el paisajismo. Solo en algunos estudios con una visión vanguardista, o en otros, donde el diseño de lo verde forma parte del producto final, no hay presencia de paisajistas. No hay presencia de en una realidad donde es necesario abordar los proyectos desde un mayor número de disciplinas.

La falta de regulación nos ha colocado en una situación difícil de defender. En muchas  ocasiones no hay consignación presupuestaria para el desarrollo del proyecto de paisajismo, y este gasto es soportado por las empresas que optan a la contratación de las obras, menudo a fondo perdido, e incluso, es pagado por el propio paisajista, como lo hacían los arquitectos durante la crisis en su lucha por conseguir proyectos.

Otra situación habitual es que una empresa, generalmente la constructora, accede al desarrollo de toda la obra, incluido el paisajismo, lo que suele suponer la merma del presupuesto destinado. 

Otro tema importante proviene es la repetición de modelos: la falta de evolución, investigación y mejora, potencia la visión del jardín como un elemento exclusivamente decorativo, y un subproducto obligado para la venta de una propiedad.

¿Qué beneficios aportaría contratar a un paisajista?

Contratar directamente a un paisajista permite rentabilizar la inversión. El paisajista es un creativo especializado y puede proponer fórmulas e ideas con las que no se han contado. Parte de su trabajo es acompañar a los propietarios, inversores y otros  técnicos en escoger las mejores soluciones para el espacio, colaborar en la coherencia de usos, en la disminución de costes de mantenimiento, en las mejoras medioambientales, y los valores artísticos.

También debemos contar con la labor de defensa del proyecto ante las distintas figuras que pueden alterar o dañar la calidad final del jardín.

1 comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

EN FR DE RU ES
error: Content is protected !!